El primer intercambiador de baterías de Silence acaba de entrar en funcionamiento y lo que a priori parece un elemento de poca importancia se puede convertir en clave para que las motos eléctricas sean una opción real de movilidad dentro de la ciudad. ¿Qué propone? ¡El primero se acaba de inaugurar en una prueba piloto que arrancará a comienzos de 2020!

¿En qué consiste el intercambiador de baterías?

Sin duda, el tema de las baterías es de lo más engorroso en una moto eléctrica: tienes que perder mucho tiempo en cargarla y encarece mucho el precio final de la moto, por lo que no resulta interesante para muchos usuarios que prefieren ahorrarse un buen dinero a la hora de comprar la moto.

silence-novedades-2020-bateria_1
silence-novedades-2020-bateria_1

En Silence están trabajando en un sistema que permite abaratar los costes de la moto y mejorar la comodidad y la usabilidad en el día a día, un sistema exportado de Taiwan, donde la empresa local Gogoro ya lo gestiona con éxito desde hace un tiempo. Las baterías intercambiables son la clave de todo.

Alquilar en lugar de comprar

Así de fácil. En lugar de comprar la batería, se alquilará por una suscripción mensual que se calcula en 20 euros. De esta manera, los usuarios no tendrán que comprar la batería cuando adquieran la moto eléctrica, sino que simplemente la alquilarán, por lo que el precio final de la moto será mucho más atractivo.

Pero también lo será la manera en la que se utilizarán las motos, ya que así, el usuario final no tendrá que estar pensando en dónde y cómo cargar la batería, simplemente deberá acercarse al intercambiador de baterías de Silence en la calle Muntaner 227 de Barcelona, dejar su batería desgastada y coger una completamente cargada. En cuestión de segundos tendrás unos 100 km más de autonomía. Domingo Alonso Group ha inaugurado recientemente una Flagship de Silence en la Avda de Mesa y López. 

De esta manera, el coste de la moto será más barato, el coste de uso será más barato y la comodidad será mayor que en una moto convencional, ya que el proceso de carga puede ser incluso más rápido que ir a repostar a una gasolinera. ¡Todo son ventajas!

moto-electrica-seat-silence-s01
moto-electrica-seat-silence-s01

Pendiente de la aceptación de los usuarios

Silente tiene claro que la movilidad eléctrica en el centro de las ciudades pasa por facilitar la vida al cliente de una manera u otra. Las motos no necesitan enormes baterías, por lo que este sistema es completamente viable, rentable para el usuario y cómodo, muy cómodo.

Si las administraciones públicas incentivan el uso de vehículos poco contaminantes y este tipo de medidas calan entre la población, las motos eléctricas pueden disparar su uso en las grandes ciudades y no tengo dudas que Silence será un actor de primer nivel, ya no solo en España, sino en Europa, de la movilidad eléctrica sobre dos ruedas. ¡Bravo!

Fuente Autobild

Accion Motor