La Administración Nacional para la Seguridad en la Carretera (NHTSA) ha señalado en un comunicado que ha otorgado a Nuro, un fabricante con sede en la localidad californiana de Mountain View, una exención temporal “de ciertos requisitos estándar para vehículos [autónomos] de baja velocidad” para el vehículo R2 de la compañía.

EEUU aprueba por primera vez el despliegue de miles de vehículos autónomos

La exención significa que el R2, un vehículo eléctrico con una velocidad máxima de 25 millas por hora (40 kilómetros por hora), no necesita espejos retrovisores ni el parabrisas, ya que no está diseñado para transportar personas sino para realizar entregas de productos como pizzas.

La secretaria de Transporte de Estados Unidos, Elaine Chao, explicó la decisión al señalar que “ya que este es un vehículo autónomo de baja velocidad para entregas, algunas características que el Departamento había exigido tradicionalmente, como espejos y parabrisas para vehículos con conductores, no tienen sentido”. EEUU aprueba el despliegue de vehículos autónomos

El cofundador de Nuro, Dave Ferguson, calificó la decisión de NHTSA de “hito para el sector”. “Esta decisión proporciona certidumbre en términos de regulación para que Nuro opere nuestra segunda generación de vehículos autónomos, producidos para transportar paquetes en vez de gente”, señaló Ferguson en un comunicado. “R2 está listo para empezar a funcionar como un vehículo vecinal socialmente responsable en el que se puede confiar”, añadió el cofundador de Nuro.

vehiculo autonomo
¿Será así un vehículo autónomo?

Las primeras unidades del coche autónomo empezarán a rodar en Houston

La autorización de NHTSA permitirá que Nuro empiece a desplegar en Houston las primeras unidades del coche autónomo R2 para realizar entregas en los domicilios de la ciudad texana.

NHTSA permitirá a Nuro desplegar hasta 5.000 unidades del R2 en los próximos dos años. El organismo dijo que “controlará de forma estrecha las operaciones de Nuro durante y después ese período. Nuro quiere operar estos vehículos autónomos como parte de un servicio local de entrega para restaurantes, tiendas y otros negocios”.

El coche autónomo que rodará por EEUU

El vehículo autónomo R2 está diseñado con líneas curvas que limitan las partes afiladas para que ocupe menos espacio en la carretera y sea más seguro para los viandantes. La parte frontal tiene un panel especialmente diseñado, en vez de un parabrisas, para absorber energía y proteger a las personas en caso de impacto.

El vehículo también cuenta con varias cámaras redundantes que ofrecen una visión de 360 grados, cámara termal, lidar (un radar que trabaja con láser), radar de largo y corto alcance, sensores ultrasónicos y sistemas de frenado redundantes. El peso del vehículo es de 1.150 kilos y es capaz de transportar 190 kilos de carga.

Fuente: Agencia Autobild

Fuente: Agencia EFE

Acción Motor