EL KTM X-Bow GTR se va a convertir en el nuevo juguete para mayores de la firma austríaca. Eso sí, a diferencia del KTM X-Bow básico y la versión con parabrisas, KTM X-Bow GT, este modelo completamente cerrado está pensado únicamente para ser utilizado en circuito. Las novedades que nos ofrece son principalmente una renovación con el foco puesto en las mejoras para ser más eficiente en la pista y los elementos que la FIA obliga a montar a los participantes de la categoría GT4.

Cambios

Los cambios que aporta el KTM X-Bow GTR son evidentes, ya desde el exterior. Su carrocería ahora recibe una estética puramente de competición, con cierto aire a los prototipos de las 24 horas de Le Mans. El enorme alerón trasero es el encargado de ejercer el ‘downforce’ necesario para pegar este KTM al suelo. El encargado de optimizarlo aerodinámicamente ha sido el especialista austriaco KISKA. Además, el KTM X-Bow GTR mantiene el monocasco de carbono para mantener una enorme rigidez sin penalizar la ligereza del conjunto.